Compartir

jueves, 1 de diciembre de 2016

Cuando Revientan Los Nacimientos...

Todos los ubriqueños, hemos escuchado esta frase alguna vez, en la que escuchando un fuerte estruendo continuo subiendo la Calzada Romana, que ya tratamos en anteriores publicaciones, el asomarse a ver como va el Arroyo Seco, casi nos marea cuando vemos que va a tope, los saltos de agua drenan cauce a bajo a máxima potencia y la corriente no se está quieta un segundo.

El presagio de días lloviendo muy fuerte se ha cumplido, los nacimientos han reventado. Más arriba, son pequeños arroyos con pequeños caudales, pero tanto caudal pequeño con una corriente acelerada hace que cuando lleguen todos al Arroyo Seco, la algarabía se apodere del lecho, todo un espectáculo de agua corriendo viva y descontrolada por el cauce, en los lugares donde los pequeños saltos no son de uno sino de más de cinco es donde más se aprecía la bravura de la corriente y el rugir del agua desaguando río abajo.

Cauce de Arroyo Seco.

Cauce de Arroyo Seco.

Afluente de Arroyo Seco.

lunes, 28 de noviembre de 2016

Un Piloto Que No Deja Huellas...

Dentro del Reino Animal hay de todo, desde los hervíboros que transforman las comunidades vegetales en alimento asimilable, hasta los depredadores de otros depredadores. Sin embargo hay un indispensable volador que recoge los restos de otros que yacen en la tierra y los transforma en matería y energía reciclable en el entramado de la cadena trófica, el buitre leonado, "Gyps fulvus". Le definen unas enormes alas oscurecidas de dos metros en extensión que pueden llegar a más de 2 metros y medio, su largo cuello desnudo y su pico acuchillado le permite encontrar las oquedades de las cavidades abodminales comestibles de la carroña. Juegan un papel importante en el ecosistema, llevandose consigo los despojos de las reses o animales muertos, su labor única no es comparable con otro animal ya que es el único que puede hacerlo, acuden además en grupo para aprovechar todo lo posible las piezas. Sus parientes asiáticos tienen una historia detrás con las almas humanas, ya que como la escarpadura del terreno y los materiales no hacen apto el entierro del ser humano, ellos les dan estas almas muertas a los buitres para que los eleven al reino de los cielos, por lo que es considerado un espíritu guardián de las almas.

Buitre Leonado (Gyps fulvus).

Detalle de Buitre Leonado en vuelo.

Buitres leonados volando en pareja.

Para saber más:




jueves, 24 de noviembre de 2016

La Encina Que No Tenía Vértigo

Ya hemos hablado alguna vez de las encinas como árbol singular su función en la dehesa y demás, pero jamás habiamos visto una encina tan alta, tan vigorosa y tan inacesible como esta. Nadie es capaz de explicarse como esta encina practicamente sin tierra bajo su tronco, solo rocas de Cancha Bermeja, ha sido capaz de crecer tanto en un entorno tan hóstil, rodeada de precipicios por todas partes. Entendemos que pordía tratarse de una encina singular para Cádiz por su dificil acceso, su lugar de descanso para las grajillas del entorno y su porte inexplicable en esta solitaria cima coronada de torcales. En lo alto de una gran torre kárstica de las varias que encontramos en Cancha Bermeja la contemplamos en su cerro inalcanzable.

Encina en el torcal de Cancha Bermeja.

Imagen Google Earth. Ubicación de la encina.

martes, 22 de noviembre de 2016

Las Lomas Enigmáticas

Pasada los farallones y la ciudad monumental de Arcos de la Frontera hacia la campiña jerezanas, un enigmático paisaje se aprisiona del observador. Camino de Gibalbín la pequeña aldea de chozas que antaño tuvieron su historia detrás, los viñedos caracterizan el paisaje aunque nos detuvimos sorpresivos ante una imagen insólita, desierta de vegetación, la tierra arcillosa y parduzca cambiaba en un punto como si de Marte se tratara, en un gran cerro alomado suavemente que casi acariciaba el viento con su estructura colosal.

No fue el único sobresalto de esta loma sino también al estar arado las ruedas de los tractores habían conseguido dibujar garabatos de tierra en la superficie asombrosos. Por si fuera poco un rayo partía en dos esa loma misteriosa, un canal de agua elaborado por erosión y la incisión lineal dan más magia a esta loma de otro mundo...

Colina en Gibalbín, Arcos de la Frontera (Cádiz).

Detalle del surco producido por incisión lineal

miércoles, 16 de noviembre de 2016

Un Salado Recuerdo Romano...

Una visita muy interesante es la que acontece a las Salinas de Iptuci, en Prado del Rey (Cádiz). En pleno Parque Natural de Los Alcornocales, este es un lugar misterioso en el que el agua brota del suelo ligada a distintos materiales que hacen las delicias más saladas de los alimentos que consumimos. Mediante una serie de procesos se aprovecha el circuito de agua para que la sal cristalice y se recoja en verano. El origen de estas salinas tiene que ver con las formaciones de afloramientos de suelo y su manantial salino (depósitos yesíferos bajo la cobertera edáfica ligadas a las margas y arcillas del Triásico donde se asientan).

Salinas de Iptuci. Prado del Rey (Cádiz).

Cartel explicativo sobre la salina.

Los romanos y los fenicios ya muy bien supieron desde muy antiguo sacarle partido a estas tierras y a sus aguas, por ello en la zona hay tantos vestigios romanos como el propio Iptuci, ciudad romana , por ser un buen asentamiento en su época, desde entonces aprovecharon el manantial salino para producir la sal.

Acueducto restaurado en la salina.

Esta salina además es un auténtico emporio de vida, no sólo económica sino también de biodiversidad y geodiversidad que el hombre ha creado, realizando un aprovechamiento de los recursos naturales muy completo y con multiples beneficios ambientales. La biodiversidad existe porque algunos insectos y plantas están ligados única y exclusivamente al aprovechamiento de la salinas que sin ellas no sobrevivirían. La geodiversidad también es un factor importante dentro de la salina la alta cantidad de materiales, los afloramientos de óxidos férricos en el agua y el espacio tan reducido que ocupan merecen una reseña por parte de este blog.

Cartel explicativo sobre la biodiversidad.

Los puntos negros corresponden a los insectos anteriormente mencionados yse puede apreciar también algun fósil en los margenes del calentador. 

El aprovechamiento humano es digno de mención ya que todo se hace con un mínimo impacto ambiental sin dañar el entorno, con métodos artesanales y manuales en su recogida.

Algunas herramientas del complejo de las salinas Iptuci.

Sales precipitadas a lo largo del arroyo.

El proceso de recogida de la sal, consta de tres pasos, en el primero el agua atraviesa el complejo hasta los calentadores originada desde el manantial salino donde pueden observarse algunos óxidos de hierro en el fondo del agua.

Manantial salino de las Salinas.

Una vez en los calentadores la principal función es aumentar la temperatura para precipitar yesos e impurezas en el agua para su posterior tratamiento, aunque estos calentadores tienen más funciones. Los calentadores constan de varios grandes receptáculos de agua donde se almacena y posteriormente se calienta, una vez ya eliminadas las impurezas el agua pasa a los cristalizadores. 

Calentadores.

En los cristalizadores se produce la precipitación de sal en los habitáculos cuadrados donde se extrae en verano porque no puede lloverle ya que se hecha la producción a perder. La extracción mediante los rastrillos haciendo lomos en los margenes exteriores de estos habitáculos constituye el trabajo más dificultoso y manual.

Cristalizadores

Por último los propietarios del complejo nos enseñarán los tipos de sales extraíbles de las salinas ya que no todas se extraen de la misma forma. Tampoco tienen el mismo grado de salinidad sino que la que menos índice de salinidad tiene es la flor de sal, seguida de la escamosa y por último la sal gorda. Nosotros nos trajimos un pequeño recuerdo de este blanco paraje modelado por el hombre y respetuoso con el medioambiente. Desde este blog se recomienda la visita a este complejo salino tan importante y quizás acompañar esta sal con algún tomate de la zona como el corazón de toro.

Sal gorda (izquierda) y Flor de sal (derecha).

Imagen Google Earth. Ubicación de las salinas Iptuci.